¿Sabes por qué es es buena idea dejar tu bebé aprenda a comer con las manos?

Algunos niños pequeños encuentran más diversión en tomar los alimentos con las manos que ser alimentados con una cucharilla repleta de puré de papas, tener paciencia y dejar que experimenten llevándose los alimentos a la boca con sus propias manos puede hacer que coman más cantidad y satisfactoriamente, estos son solo algunos de sus beneficios.

Beneficios para el bebé por comer con la mano

¿Sabías que los bebés de tan sólo 6 meses ya pueden aprender a alimentarse por sí mismos? Pueden llevar una cuchara cargada a la boca, alimentarse con los dedos e incluso beber de una copa con un sorbete. Permitir que tu bebé se alimente a sí mismo es ideal para un desarrollo saludable del bebé.

SUSCRIBETE A NUESTRO CANAL

 

Sonrisas de satisfacción con exclamaciones, los bebés pasan por todos los estados de ánimo cuando encuentran comida, además de la leche materna o leche para lactantes, los profesionales recomiendan la introducción de los primeros alimentos sólidos entre el cuarto y sexto mes de vida. Ellos primero se mezclan y después se trituran y finalmente se cortan al aparecer los primeros dientes.

Sientes menos atracción hacia los dulces

Los niños que comen con sus manos son menos atraídos por el dulce y los purés y salsas que aquellos que son alimentados con cuchara. A partir de los 6 meses, momento en que el niño ya puede sentarse en su silla y masticar trozos pequeños y suaves de alimentos, puede comenzar a darse la comida en sus manos.

Ayuda a prevenir la obesidad en niños
Comer con las manos puede ayudar a prevenir la obesidad. Una de las ventajas es que el niño va a tolerar diferentes texturas y una variedad de alimentos. Él se vuelve capaz de regular su ingesta de alimentos, así, dependiendo de lo que su cuerpo le dice. Esto podría ayudar a prevenir la obesidad.

Lo ayuda a desarrollar habilidades de coordinación
Dejar cereal o trozos de comida al alcance de la mano del bebé es idóneo para perfeccionar nuevas habilidades de agarre y coordinación. De hecho, a menudo la comida es un aliado para que nuestros bebés puedan interactuar, por lo que las comidas permiten una práctica valiosa para coordinar esos adorables dedos rechonchos.

Es necesaria la supervisión de los padres

Los sabores se despiertan a través del tacto, pero dejar que el niño se alimente solo requiere de la supervisión de sus padres. Después de 6 meses, especialmente si el niño todavía está siendo amamantado, existe el riesgo de deficiencia de hierro, zinc y vitamina B12. Las primeras piezas de los alimentos propuestos también pueden causar asfixia, es importante ajustar la textura a las capacidades del niño.

Se necesita una variedad de alimentos, incluyendo pescado, huevos, legumbres y tofu. El método es seguro si tienes un bebé de 6 meses o más sentado en la silla, él mismo lleva la comida a la boca, pero el padre está presente y observado durante la comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *