Descubre por qué la HIERBABUENA es la hierba más poderosa, ideal para limpiar el hígado

Cuando la vemos, a simple vista parece una planta de menta, pero no; esta hermosa planta de hojas brillantes se llama hierbabuena y cuenta con bastantes beneficios para la salud, además de un aroma penetrante y fresco.

La confusión es lógica, ya que ambas plantas se parecen mucho y tienen casi el mismo perfume, pero la similitud se da porque pertenecen a la misma familia, aunque existen diferencias entre una y otra.

La hierbabuena es fácilmente adaptable al entorno y es capaz de vivir en cualquier ambiente, por lo tanto; cultivar una planta de hierbabuena en tu jardín o en macetas puede ser una fantástica alternativa para aprovechar todos sus beneficios terapéuticos.

SUSCRIBETE A NUESTRO CANAL

 

¿Cómo nos beneficia esta aromática planta?
Una de las funciones principales de la hierbabuena, es la de limpiar y depurar, y el primer órgano beneficiado es el hígado.

Hoy en día es muy común escuchar hablar del hígado graso, condición que no tiene tratamiento específico, pero que afecta a muchas personas como consecuencia de malos hábitos alimenticios.

Las comidas procesadas, las bebidas azucaradas, el exceso de grasas, alcohol y el cigarrillo, van depositando residuos en nuestro hígado, el cual se va convirtiendo en un cúmulo de desechos que finalmente lo harán colapsar.

El hígado realiza una labor muy puntual en nuestro cuerpo, que es la de recolectar toxinas y ayudar a eliminarlas, pero si este órgano está contaminado, es imposible que realice estas funciones, entonces empezamos a notar las consecuencias de manera generalizada en nuestro organismo.

¿Cómo actúa la hierbabuena?
Los usos medicinales de la hierbabuena son múltiples y variados, ayudando para muchas cosas.

– Digestiva.

– Reumatológica.

– Calma el Sistema Nervioso.

– Dermatológico.

– Depurativo.

– Respiratorio.

– Analgésico.

– Antiespasmódico.

– Antiinflamatorio.

– Estimulante.

La hierbabuena puede utilizarse en los casos de:

– Trastornos digestivos.

– Acidez estomacal.

– Diarrea.

– Gastritis.

– Estreñimiento.

– Flatulencias.

– Cólicos.

– Espasmos estomacales.

– Expectorante.

– Asma.

– Reuma.

– Dolores de muelas.

– Náuseas.

– Vómitos.

– Mal aliento.

– Dolores de cabeza.

– Catarros.

– Resfríos.

– Estrés (aceite de hierbabuena).

– Congestión nasal.

– Antiséptico para heridas.

– Repelente de insectos.

– Activa el metabolismo.

– Favorece la buena circulación de la sangre.

– Alivia la tensión.

¿Cómo limpiar el hígado graso?
Como podemos ver, la serie de usos que le podemos dar a la hierbabuena es más que amplio, pero si necesitaos centrarnos solamente en la limpieza del hígado graso, te proponemos que prepares una infusión de esta manera:

Ingredientes:

– 1 puñado de hierbabuena.

– El Jugo de 2 limones.

– El Jugo de 1 naranja.

– 2 cucharadas de miel.

– 2 litros de agua.

Preparación:

Lava bien las hojas de hierbabuena y ponlas dentro de una olla con el agua. Lleva a hervor durante 5 minutos para que desprenda sus propiedades, retira del fuego y deja reposar.

Mientras tanto, puedes extraer el jugo de los limones y la naranja. Ralla el equivalente a media cucharada de cáscara de limón y mezcla estos ingredientes.

Agrega al cocimiento de menta ya colado y endulzo con la miel.

Los ácidos de los cítricos ayudan a la hierbabuena a depurar el hígado y al mismo tiempo la miel ofrece un efecto relajante.

Esta preparación es ideal para todo lo relacionado con trastornos digestivos e intestinales.

La infusión de hierbabuena endulzada sólo con una cucharadita de miel contribuye a aliviar enfermedades respiratorias como resfríos y gripes.

Bebe diariamente una taza de esta preparación a base de hierbabuena y notarás en pocos como tu hígado se desinflama, además de que te vas a sentir mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *